Marrones y carne

Hoy, 21 de marzo, es el día internacional contra la discriminación racial. De entre las muchas fechas señaladas que hay en el calendario, esta es una de las que más me toca.

Vivimos en una época en donde las distancias han desaparecido y la facilidad para moverse era inimaginable hasta hace muy poco. Hay eventos culturales o deportivos que son globales y que gustan y unen a personas de todo tipo. Se supone que la integración entre gente de distinta etnias, religión o nacionalidad debería ser más fácil que nunca. Y sin embargo, y por desgracia, estamos asistiendo a un repunte alarmante de movimientos xenófobos en todo el mundo. Los recientes atentados de Nueva Zelanda y Holanda son una muestra de ello. Continue reading “Marrones y carne”

Ellas y ellos

Mañana, 8 de marzo, se celebra, como cada año, el día de la mujer. Hace tiempo que se le quitó el añadido de “trabajadora”, en mi opinión, con acierto. Porque ellas han igualado el papel de los hombres en el mundo del trabajo desde siempre.

Cuando estamos ante un edificio nos fijamos en lo que se ve, en lo bonito o feo que nos puede parecer, en el tamaño, … pero lo fundamental es que ese edificio está en pie porque tiene unos cimientos y una estructura que lo sostiene. No se ve, pero no hay construcción posible sin ellos. Continue reading “Ellas y ellos”

Muros y puertas

Los cursos 2013-14 y 2014-15 estuve viviendo en Yibuti. Venía de estar los tres anteriores en Gambia. Fue un cambio muy grande. Pasamos de un país anglófono a otro francófono, de uno verde y con mucha vegetación a otro marrón y seco.

Con una población muy diferente (en el aspecto físico, en la forma de ser,…), donde hacía mucho más calor aún. La época húmeda (aproximadamente, entre abril y noviembre) era muy dura. Pero Gambia y Yibuti coincidían en una cosa: había pobreza para dar y regalar. Continue reading “Muros y puertas”

El amor gana siempre

14 de febrero, día de los enamorados. Para mí es una fecha significativa: hace veinte años, tal día como hoy, moría uno de mis mejores amigos. Se llamaba Xabier. Tenía 28 años. Mes y medio antes nos había dejado mi padre. Fueron dos bofetones (de esos que a veces te da la vida) grandes y muy seguidos.

Y entre medias, en enero, pero diez años antes, la que se había ido era mi madre. Sí, hoy voy a hablar de la muerte y del amor, pero un amor diferente al de tipo comercial con el que nos están machacando a cuenta del dichoso día de los enamorados. Continue reading “El amor gana siempre”

Optimizar para conciliar

Verás con cierta frecuencia debates públicos acerca de la conciliación y la necesidad de la corresponsabilidad del reparto de tareas en casa.  Este asunto suele ser una fuente de conflictos en las familias, y especialmente, entre las parejas.

Lo más curioso es que este problema es fácilmente evitable con un poco de método, y siempre, generosidad (en mi opinión, una de las cosas más importante en cualquier relación).

El objetivo de la organización de la vida familiar es triple. Se trata de:

  • Ahorrar dinero (o dicho de otro modo, optimizar el uso de nuestros ingresos económicos)
  • Liberar tiempo (otra de nuestras grandes restricciones en la vida de hoy)
  • Conseguir mejorar el confort diario (en términos marketinianos estaríamos hablando de “optimizar la experiencia de usuario”), con lo que reducimos tensiones y “malos rollos” en el ambiente, mejorando la convivencia

Continue reading “Optimizar para conciliar”

Una familia es como una empresa

A la hora de organizarme parto de una premisa: una familia es como una empresa.

(Inciso: cuando hablo de familia, me refiero a todas las posibilidades que se nos puedan imaginar; hombre-mujer, hombre-hombre, mujer-mujer, familias monoparentales o monomarentales, casadas, sin casar…).

En una familia, como en las empresas, hay un balance. Hay que decidir, entre otras cosas, si tener piso en propiedad o alquiler, comprar vehículo o hacer uso de él mediante renting o leasing, dónde invertir los ahorros,… Continue reading “Una familia es como una empresa”