Guisado de carne express

Hoy traigo un plato que a los niños les gusta mucho. Es un guisado de carne preparado en la olla a presión.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • 2 pimientos (yo he utilizado pimientos rojos)
  • 1 lata de tomate natural triturado (400 gramos)
  • 100 gramos de guisantes
  • 1 bandeja de champiñones
  • 1 vaso de vino blanco (se puede utilizar tinto, coñac, o incluso ron)
  • 1 kg de carne de vacuno cortada en trozos
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • 2 onzas de chocolate negro

En primer lugar, en una olla ponemos un chorretón de aceite y “sellamos” la carne (que previamente hemos salpimentado). Sellarla es darle una vuelta hasta que se haga un poco por fuera para que los jugos se queden en el interior y así, a la hora de servirla, quede más sabrosa.

Una vez sellada, la sacamos a una fuente, y la reservamos para el final.

A continuación, ponemos en la misma olla la cebolla. Dejamos que se vaya dorando un poco, y después añadimos los pimientos (que hemos troceado previamente) . También se podría añadir puerro, zanahoria,…

Cuando el pimiento se ha hecho un poco, añadimos los guisantes, y después, el tomate triturado, el vino blanco y una onza de chocolate negro. ¡La otra onza es para mí ?!

Removemos todo, y dejamos que se haga a fuego medio (yo lo pongo al 6 sobre 9) durante 15 minutos.

A continuación, pasamos todo por la batidora, hasta que quede la salsa homogénea. Así, los niños se comen toda la verdura y no empiezan a separar los guisantes, la cebolla,…

Agregamos ahora la carne que teníamos previamente reservada, los champiñones (me gusta ponerlos aparte del resto de verduras), la sal y la pimienta.

Removemos, y cerramos la olla con la tapa a presión, y lo dejamos (en mi caso) 50 minutos. Cada marca de cazuelas tiene sus tiempos. A mí, de esta forma, me queda la carne blandita y fácil de masticar.

Transcurrido ese tiempo, ¡ya tenemos el plato listo!

Esta receta admite muchas combinaciones. Arroz blanco, patatas fritas cortadas en dados, y siempre, un buen bol de lechuga.

Y para la banda sonora que cierra este post, qué mejor que esta canción de Javier Krahe titulada “carne de cañón al chilindrón”. Enjoy!!